Silvia Garcia Presas, diseñadora de THEAVANT

Vuelve a Barcelona después de estudiar en el Royal College of Art de Londres, y lanza THEAVANT. Era el año 2005. Empieza desfilando en su ciudad y vendiendo en tiendas. 

En el 2009 abre su primera tienda en la calle Enric Granados, en el barrio barcelonés del Eixample, entre galerías de arte y bonitas cafeterías. Diez años más tarde inaugura la tienda insignia de la marca, un espacio que expresa su carácter y su origen mediterráneo. La antigua tienda se convierte en una tienda de artesanía, PRIMITIU, de objetos que recoge en sus viajes por el mundo. 

El mundo de los colores y las texturas de su montaña querida, de sus clases de pintura y dibujo de pequeña, y su pasión por el baile, por la ropa ya de adolescente, se juntan para llevarla al mundo de la moda. Un lugar desconocido para ella, entonces. 

Y son las mujeres que se visten a sí mismas, cercanas y reales, las que se sienten atraídas por su mundo.

Siempre ha trabajado con talleres cercanos a su comunidad. La marca ha crecido de la mano de estos talleres. Profesionales que ejercen su oficio con excelencia. Y “solamente con tejidos excelentes”, como dice ella.

El equipo de mujeres de THEAVANT, de diferentes edades y orígenes, adoran su trabajo y comparten con ella su pasión por la moda, el buen gusto, la clase y la ropa de calidad.